Anuncios
Últimos artículos

5 CANCIONES de The White Stripes

Tras nuestro repaso ayer de la carrera de The White Stripes, siete años después de su separación oficial, volvemos a la carga con nuestra selección de 5 CANCIONES del dúo. Una vez más subjetiva y centrada sobre todo en su tercer disco, White Blood Cells (2001), nuestra lista pretende sintetizar alguno de los mejores momentos de estos talentosos músicos, que han dejado una buena colección de canciones para el recuerdo en sus seis álbumes de estudio. Disfruten.

.

1. SEVEN NATION ARMY (2003)

Abrimos la lista con la más icónica de las canciones del dúo de Detroit. El tema con el que comenzaba su excelente cuarto álbum, Elephant (2003), grabado con un antiguo equipo de grabación de ocho pistas y atesorador del inconfundible riff de guitarra que lleva inundando grandes acontecimientos futbolísticos los últimos años. Un corte puramente energético desde sus bajos iniciales, pasando por la distorsionada voz de Jack White y el coreable riff antes citado (compuesto durante la prueba de sonido para un concierto en Melbourne) que debe su título a un error de pronunciación del cantante en su niñez, que cuando alguien decía The Salvation Army (Ejército de Salvación), lo que él oía era Seven Nation Army. Con la canción, White quería criticar los cotilleos que surgían en torno a ellos y quejarse del precio de la fama, en unos años en los que la pareja estaba siempre en el ojo del huracán. Un gran tema, radiado hasta la extenuación, para un disco mayúsculo. Grande.

.

2.  I THINK I SMELL A RAT (2001)

Una infecciosa muestra de minimalismo musical por parte del genial dúo, que en torno a otro básico riff guitarrero construyen una sencilla pero contundente canción para descargar toda nuestra mala leche interior (walking down the street carrying a baseball bat). Perteneciente a su tercer álbum de estudio, White blood cells (2001), un excelente trabajo con el que empezarían a acariciar las mieles del éxito y que refleja las dificultades de Jack y Meg White para asimilar la creciente atención mediática que empezaban a recibir y que se incrementó todavía más después del lanzamiento. Jack aclaró que el título (Células blancas sanguíneas) aludía a la idea de defenderse de una bacteria que les acechaba, en clara referencia a los medios de comunicación (la portada del álbum es muy clarificadora). Plagado de buenísimas canciones garajeras, con una aparente simplicidad instrumental pero no así lírica, donde I think I smell a rat es otro ejemplo de contundencia sonora. Una afilada guitarra y la apreciable percusión de Meg envuelven un escupitajo a la cara de apenas dos minutos de duración que se degusta del tirón. Grande.

.

3.  HOTEL YORBA (2001)

Primer single del exitoso White Blood Cells (2001), tercer álbum de The White Stripes, de cuando todavía nos hacían creer que eran hermanos. El tema se grabó en la habitación 206 del antiguo Hotel Yorba, construido en 1926 en el sudoeste de Detroit y que ahora alberga viviendas sociales. Un hotel del que decían que todo lo que tiene dentro son habitaciones libres y donde tuvieron la entrada prohibida tras la canción (ni siquiera pudieron grabar en su interior el videoclip, que tuvo que ser rodado en la puerta del anodino establecimiento). Un tema basado en un ritmo de batería creado por Meg White al que Jack le puso letra, convirtiéndolo en un irresistible corte que se degusta con placer de principio a fin. Country blues arrastrado marca de la casa para uno de los dúos imprescindibles del principio de este siglo.

.

4. FELL IN LOVE WITH A GIRL (2001)

Una exuberante muestra de amor al estilo Jack White. Otro corte perteneciente a White Blood Cells (2001) que sin llegar a los dos minutos de duración es capaz de elevar nuestro espíritu a base de decibelios atronadores. Un tema que se muestra tan corto como certero y contundente y donde la guitarra de Jack vuelve a ocupar el protagonismo habitual. Atemporal e infecciosa, en 2007, seis años después de su lanzamiento, fue incluida por la revista Rolling Stone en su lista de las 40 canciones que cambiaron el mundo y en el 15 aniversario de la web de NME ocupó el sexto lugar de las 150 mejores canciones de los últimos 15 años. Con un original videoclip animado dirigido por el reputado Michel Gondry a base de piezas de lego y otro meritorio riff guitarrero para recordar, estamos sin duda ante uno de los mejores temas de los norteamericanos. Caviar.

.

5. BLUE ORCHID (2005)

El quinto disco de los norteamericanos, Get behind me Satan (2005), un trabajo más irregular que sus predecesores aunque otro excelente ejercicio de blues rock y garaje, abría con el excelso tema Blue orchid, un hipnótico corte con una lírica de inspiración bíblica sujeta a múltiples interpretaciones. Otro gozoso tema del dúo que se volvió a acompañar de un terrorífico videoclip de altura dirigido por Floria Sigismondi e interpretado por Karen Elson, quien acabaría siendo la mujer de Jack White pocos meses después del rodaje. En un impropio ejercicio de autocrítica, White declaró que Blue orchid era el tema que salvó el álbum. Sin duda es una canción que extrañamente engancha desde la primera escucha.

.

CÉSAR ALONSO

SíGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: