Anuncios
Últimos artículos

The Cranberries: desde Irlanda para el mundo

Impactados quedamos ayer, 15 de enero, ante las noticias del súbito fallecimiento de Dolores O’Riordan, la líder de la banda irlandesa The Cranberries. Fue hallada en el hotel Hilton de Park Lane, Londres, ciudad en la que se encontraba realizando nuevas grabaciones. Con solo 46 años, la carismática y atormentada cantante y compositora contaba con una trayectoria musical impresionante, en éxitos y ventas, viviendo el grupo su étapa más dulce en la década de los 90, aunque se encontraban al pie del cañón en la actualidad. Hacemos un repaso a su carrera, haciendo especial énfasis en los aspectos que atañen a la malograda cantante.

La pequeña de la familia O’Riordan, compuesta por siete hermanos, llegó al mundo marcada por la tragedia. Dos días después de su nacimiento, su padre sufrió un accidente que le dejó postrado en una silla de ruedas. Sus hermanos mayores debieron sacar adelante a la familia como agricultores del pequeño terreno del que subsistían. Cuando contaba siete años, un incendio accidental causado por una de sus hermanas les deja sin hogar, aunque consiguen otro gracias a la solidaridad vecinal, al más puro estilo cuáquero.

Es un año más tarde cuando comienza su verdadero suplicio, el que marcó su existencia. Tal y como hizo público al diario Sunday Independent en 2013, desde los 8 hasta los 12 años fue víctima de abusos sexuales por parte de una persona de su entorno cercano, un vecino en concreto. Necesitó años de terapia para poder hablar de ello  y superarlo (si es que realmente así fue), aunque sus estragos quedaron reflejados en el camino: problemas anoréxicos, trastorno bipolar, abuso de alcohol e intentos de suicidio. Una web especializada en temas de famosos publicó ayer que la cantante se encontraba deprimida desde hacía semanas…

Tras años cantando en el coro de su pueblo natal, y teniendo claro que la música es su vocación, recae en la banda originaria de Limerick, The Cranberry saw us. (un juego de palabras referido a la salsa de arándanos).  Dolores era amiga de la novia del entonces vocalista, Niall Quinn. Tras su salida el mismo año de la formación, 1989, una Dolores provista de guitarra acude a la sala de ensayo y deja boquiabierto al personal con sus gorgoritos. El personal del que hablamos son los hermanos Hogan, Noel (guitarrra) y Mike  (bajo) , así como Fergal Lawler (batería). A partir de ahí llevará la voz cantante, no solo en cuanto a interpretar los temas, sino también a la composición. Tras grabar un EP, Nothing left at all, en formato cassette, con una distribución de 300 ejemplares, graban con Xeric Records, Uncertain (1991). Tras el lanzamiento, son varias las discográficas que les ofrecen firmar con ellos: Sony, Virgin, CBS o Wagner. Ahí es nada.

Deciden sellar su primer LP con Island Records, una filial de Universal que ya contaba entre sus filas a U2. El álbum, Everybody else is doing it, so why can’t we?, que aúna pop rock con sonidos folk autóctonos supone todo un éxito. Especialmente relevante fue Linger que, al igual que el resto de canciones, fue compuesto por O’Riordan.

Un año después ve la luz su auténtico boom, No need to argue, un disco que vende la friolera de más de 17 millones de copias en todo el planeta. Su tema más representativo es Zombie, la composición que les llevó a la cima. Narraba el horror producido por el terrorismo y fue escrito por la líder de la banda conmocionada tras producirse el atentado del IRA en Warrington, cerca de Liverpool, cuando dos bombas escondidas en papeleras estallaron en un centro comercial. Además de 56 heridos, fallecieron dos niños, uno de 3 y otro de 12 años. Y es que la cantante demostró a lo largo de su trayectoria la importancia que para ella tenía la infancia y la preservación de su inocencia y bienestar, probablemente marcada por su propio drama. Lo reflejó en multitud de canciones, como Fee Fi Fo, del álbum de 1999 Bury the hatchet (en el que denuncia abiertamente los abusos sexuales a niños), Skeleton (de su segundo álbum en solitario, No baggage) o In the garden (del primero,  Are you listening?).

Con dos álbumes y Dolores contando solo 22 años, The Cranberries ya habían vendido 20 millones de discos. Ello no fue óbice para que la prensa se cebara con ella, y es que su relación con los medios siempre fue tirante. Por un lado, por la actitud reservada, llegando a veces a ser agria y antipática de O’Riordan, y por otra el morbo que despertaba tocar temas al margen de su música, como su extrema delgadez o el inmerecido tratamiento que daban a la banda, a quienes tachaban de provincianos irlandeses.

Algunos de sus problemas quedaron al descubierto durante la gira de 1996, To the faithful departed, que tuvieron que cancelar anticipadamente. Posteriormente reconocería que por aquella época solamente consumía alcohol, café y cigarrillos.

Entretanto, también el ambiente de la música le trajo el amor. La cantante contrajo matrimonio con el manager de Duran, Duran, (Don Burton), banda que habían teloneado en sus inicios (1993). La prensa se frotó las manos con la polémica de su vestimenta para el evento, por lucir un bikini, polainas de encaje y botas de cuero (todo blanco, eso sí).  Para hacernos una idea de la atracción que levantaba la vocalista, en el enlace hubo un número mayor de periodistas que de invitados.

Fruto del matrimonio nacieron tres hijos, que cuentan a día de hoy con 20, 16 y 12 años. La unión tuvo una duración de 20 años, divorciándose en 2014, aunque manteniendo una relación cordial.

Tras su quinto álbum, Wake up and smell the coffee (2001), la banda se separa por un periodo de cinco años. Dolores comienza colaboraciones con otros artistas y lanza dos discos en solitario, los ya mencionados Are you listening? (2007) y No bagagge (2009). En este mismo año vuelven a reunirse, publicando dos discos más, el último en 2017. Alternativamente la cantante creó el grupo D.A.R.K., con el exbajista de una de sus bandas de referencia, The Smiths. Juntos grabaron Science Agreees (2016) con el que querían recuperar el llamado sonido Madchester.

También tuvo tiempo para realizar una pequeña incursión en el mundo del cine. Aunque ella misma reconocía que no tenía la disciplina como para dedicarse a ello, interpretó en la película Click, protagonizada por Adam Sandler y Kate Beckisale, su famoso tema Linger. También participó con dos canciones en el film Evilenko (2004), nada menos que de la mano de Angelo Badalamenti.

A pesar de sus traumas, las composiciones de O’Riordan siempre fueron amables, nada incompatible con ser un referente en crítica social, solidaridad y concienciación. Como ella definía espero tener un mensaje para el mundo, un mensaje tan simple como hablar sobre el lado humano de las personas y sobre sus experiencias.

Teniendo un abanico de canciones para resaltar, y aun adorando Zombie, Dreams o Ode to the family, nos parece un colofón más que adecuado terminar con su interpretación del Ave María de Schubert junto a Lucciano Pavarotti, allá por 1995, en el festival solidario llamado Pavarotti & friends, uno de los 10 que el tenor interpretó junto a famosos músicos a lo largo de varios años y destinados a causas solidarias. En este caso, lo recaudado iba a parar a los niños víctimas de la guerra de Bosnia. Disfruten (y emociónense, es bueno). D.E.P. Dolores O’Riordan.

.

Concha Gallén

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: