Anuncios
Últimos artículos

CANCIÓN DE LA SEMANA: Work in progress

the-lunar-laugh

Sonidos cristalinos hoy en Velvety. Dejándonos llevar por el buen ojo que la excelente discográfica zaragozana You Are The Cosmos, con Pedro Vizcaíno al frente, tiene para descubrirnos bandas adoradoras de las melodías más infecciosas, traemos hoy a una de las nuevas revelaciones de su entretenido catálogo. Desde Oklahoma, el trío The Lunar Laugh rinde tributo al sonido de los sesenta y los setenta con su atractiva mezcla de folk rock y power pop en forma de pildorazos instantáneos. Recién estrenado su segundo álbum, Mama’s boy (2017) en una bonita edición en vinilo, aprovechamos para recomendar fervientemente la música de estos norteamericanos a todos los amantes de las melodías guitarreras perfectas.

Los de Oklahoma comenzaron como un dúo formado por el cantante y compositor Connor Anderson y Jared Lekites. Inspirándose en las clásicas obras maestras del pop de los años 60 y 70, así como en influyentes artistas como Simon&Garfunkel o Lindsey Buckingham y contemporáneos como The Shins, Beck y Brandon Flowers, los norteamericanos lanzaron su primer álbum, Apollo, en mayo de 2015 tras una exitosa campaña de crowdfunding. Un corto trabajo perfecto para el verano y repleto de soleadas melodías evocadoras del sonido de la costa oeste como la homónima Apollo, la contagiosa Man against man o la gema pop When I’m alone.

Con la incorporación de Campbell Young a la alineación, The Lunar Laugh acaban de editar su segundo trabajo, Mama’s boy, refrendando la capacidad innata que atesoran para la creación de bellas melodías. Once nuevas canciones de pop atemporal, repletas de magníficas armonías vocales y con la capacidad de convertirse en clásicos instantáneos. Del excelso power pop de temas como la apertura Mama’s boy, la bellísima Stick and stones o la pegadiza She gets stoned a sentidas baladas, con ecos a Simon&Garfunkel, como The bedroom door o acertadas aproximaciones al country con Nighthawks & Mona Lisa, tema que cierra el disco.

Nosotros nos quedamos sin embargo, por elegir una, con el tercer corte del álbum, Work in progress, una exquisita muestra de sentido power pop bañado por cristalinas guitarras y una melodía de altura. Sonido clásico  y bellas armonías una vez más para una canción que se degusta con placer una y otra vez. Merece la pena, sin duda, dedicar un rato a estos norteamericanos. Enganchan sin remisión. Disfruten.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: