Anuncios
Últimos artículos

CANCIÓN DE LA SEMANA: Dead legs

active-bird-community

A dos semanas vista del fin del ejercicio apuramos nuestras propuestas musicales y traemos hasta Velvety a una banda de Brooklyn que llevábamos semanas con ganas de compartir. Active Bird Community, un cuarteto garajero, que en la mejor tradición de su ciudad, recupera los sonidos clásicos, dotándolos de dosis de frescura y facturando algunas brillantes canciones. En puertas de editar su nuevo álbum, Stick around (2017), que verá la luz el próximo 27 de enero, los neoyorkinos han adelantado otro single más para ir abriendo boca. Uno de los primeros trabajos a los que prestaremos nuestra atención el año que viene.

La banda fue formada en 2005 por Tom D’Agustino, Zach Slater y Andrew Wolfson, que se conocieron en su etapa escolar con apenas once añitos. Una década después, con el añadido del baterista Quinn McGovern y apenas rozando la veintena, los de Brooklyn siguen con el mismo ímpetu de entonces y atesorando un sonido que ha pasado por numerosas revisiones debido a su negativa tácita de estancarse o sonar siempre igual. Por el camino, algunos destacables trabajos a sus espaldas (incluyendo el álbum de larga duración I’ve Been Going Swimming, publicado el año pasado y que contenía el pegadizo corte Pick me apart de reminiscencias Weezer, un excelente EP homónimo, y un par de singles, como el que editaron en junio de este año, Narp Split, y que contenía el temazo Longport, una de las mejores canciones del año en nuestra lista.

De su nuevo trabajo, Stick around (2017), grabado en los estudios Salvation Recording Co. de Nueva York con el productor Chris Daly (Porches, PWR BTTM), la banda ha adelantado ya tres singles, una muestra de efectivo grunge repleto de pegadizos ganchos en QB Sneak, el catártico corte Newbie, que incide en las decisiones erróneas que tomamos en la vida y nuestra propuesta de esta semana.

Dead legs, el recién estrenado tema de los de Brooklyn es para nuestro gusto el mejor del nuevo lote. Otra vez nos encontramos a la banda cuestionándose los errores propios del paso a la madurez e insistiendo en que hay que tropezar varias veces para encontrar nuestro sitio. Una canción pegadiza con todas las virtudes de los neoyorkinos al descubierto: guitarras garajeras chispeantes y otra melodía redonda dando paso a un contagioso estribillo. Buenas vibraciones para un álbum que escucharemos al completo dentro de poco y otra banda para tener en cuenta el año que viene. Disfruten.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: