Anuncios
Últimos artículos

5 CANCIONES usadas en anuncios

anuncios

Hoy nuestra sección llega patrocinada por algunas grandes marcas, aunque nosotros no veamos ni un duro. Poderosas corporaciones que se han valido del poder evocador y cautivador de la música para tratar de vender sus productos y que han utilizado algunos grandes temas musicales, en algunos casos hasta la extenuación, para dar visibilidad y modernidad a la marca. Rescatamos 5 CANCIONES usadas en anuncios, temas que en algunos casos han tenido una segunda vida y otros que han hecho populares a sus autores. Levi’s, Vodafone, Apple, Nissan y Volkswagen desfilan hoy por Velvety a ritmo de rock alternativo, power pop y grunge para revivir estos grandes temas pasados por el implacable rodillo publicitario. Disfruten.

.

1. ANOTHER GIRL, ANOTHER PLANET (The Only Ones).1978

Una de las grandes canciones de los setenta y una de mis favoritas de todos los tiempos venía de la mano de los londinenses The Only Ones, liderados por el carismático Peter Perrett, que en su homónimo álbum de debut incluyeron esta inapelable gema pop venida de otro planeta. Escrita por Perrett, Another girl, another planet es un irresistible corte donde lírica, guitarras y poesía vocal se dan la mano en una grandiosa simbiosis. A pesar de que no tuvo excesivo éxito en el momento de su lanzamiento, el tema tuvo varias reediciones y logró su mayor repercusión en 2007 cuando Vodafone la utilizó para una campaña publicitaria e incluso motivo la puntual reunión de la banda otra vez. Un tema inspirado por una amiga yugoslava del líder de la banda y al que también se le colgó el sambenito de canción que habla de drogas que Perrett siempre se ha encargado de rechazar: en aquel momento yo era más adicto al enamoramiento y al sexo que a las drogas, afirmaba rotundo. En cualquier caso, una canción redonda con la chulesca voz de Perrett dándolo todo, acompañado por un magistral John Perry a la guitarra y una sección rítmica infalible con el bajista Alan Mair y el baterista Mike Kellie. Caviar intemporal.

.

2. ARE YOU GONNA BE MY GIRL (Jet).2003

Incontestable hit de este nuevo milenio. Con una percusión heredera de la Motown y un inapelable riff rocanrolero, los australianos Jet pusieron las cartas sobre la mesa en su debut de 2003, Get born. Sonando insistentemente en todas las radios y bares de medio mundo, la resistencia se ha hecho inútil ante un efectivo tema que provoca un subidón instantáneo. Dejando de un lado las simples rimas que pueblan la canción, el pegadizo ritmo y la viciosa voz a lo Iggy Pop (de hecho el tema tiene una estructura parecida a Lust for life) hacen de este corte un ejercicio de estilo inmejorable y un rompepistas en toda regla. Fue la primera canción que se utilizó en los populares anuncios del iPod de Apple, donde una sombra negra de una persona escuchando un iPod blanco bailaba la pegadiza melodía frente a los fondos de colores. Estos anuncios ayudaron a impulsar las ventas tanto de los iPods como de los álbumes de Jet. Aunque no alcanzó el número uno, como su siguiente éxito Cold hard bitch, Are you gonna be my girl permaneció durante más tiempo en las listas y ha resultado ser su canción más exitosa, así como su carta de presentación. Néctar.

.

3. CANNONBALL (The Breeders).1993

Una de las mejores canciones de los noventa venía firmada por la ex bajista de los Pixies, Kim Deal y su imprescindible banda The Breeders. Titulada originalmente Grunggae, ya que Deal creía que sonaba como una combinación de grunge y reggae, el tema fue incluido en el segundo álbum del grupo, Last Splash (1993) bajo el nombre de Cannonball y se convirtió rápidamente en uno de los himnos ineludibles del rock alternativo de hace dos décadas. El mundo de la publicidad también se hizo eco del éxito y la canción fue utilizada en los anuncios del Nissan Sentra 2000 y en los trailers promocionales de la película South Park, además de apariciones en otros muchos largometrajes y series. Con uno de los mejores arranques que se recuerdan y un ritmo plagado de riffs guitarreros, el tema tiene una estructura poco convencional pero altamente infecciosa: desde los chequeos del micrófono y los inquietantes coros a la curiosa percusión y el imprescindible bajo que cabalga a través de los tres minutos del corte. Fiereza y dulzura perfectamente ensambladas en una canción ideal para subir el volumen de los altavoces al máximo y disfrutar de un sonido que ha envejecido divinamente y que marcó una gloriosa época.

.

4. MR. BLUE SKY (E.L.O).1977

La siempre recomendable Electric Light Orchestra, capitaneada por Jeff Lynne, ha tenido varias apariciones en publicidad de todo tipo con algunas de sus infecciosas canciones. Una de las más célebres, Mr. Blue sky, puso la banda sonora del anuncio del popular escarabajo descapotable de Volkswagen en 2003, una esperanzadora muestra de que tras varios días grises siempre sale el sol, en este caso en forma de anhelado coche. Precisamente el origen de la canción parte de los desapacibles días oscuros que Lynne y los suyos compartieron en un chalet de los alpes suizos para la grabación de su séptimo álbum de estudio, Out of the blue (1977). Días lluviosos y brumosos que desembocaron en un sol radiante que despertó la creatividad del de Birmingham, que compuso las trece canciones del disco en tan sólo dos semanas. Uno de los ejemplos más luminosos de cómo el tiempo puede afectar a nuestro ánimo está en Mr. Blue sky, el corte que cierra Concerto for a rainy day (la primera cara del segundo disco del trabajo) y que sintetiza en tres minutos lo que debe ser una canción pop, con un irresistible ritmo, unos cambios de ritmo deliciosos, unos arreglos de orfebrería musical y una sección de vientos que es puro néctar. Una de las grandes canciones de todos los tiempos, sin duda.

 

5. INSIDE (Stiltskin).1994

La marca norteamericana Levi’s siempre se ha distinguido por su buen olfato musical para los elaborados anuncios, cercanos al cortometraje, que la han caracterizado. Una de las primeras muestras de su época más creativa vino de la mano de la canción Inside, de los escoceses Stiltskin, que los publicistas se encargaron de ensalzar con un anuncio, pequeña obra maestra del genero, que será recordado por muchos años. Aunque la primera opción de la marca de vaqueros era el tema Today de Smashing Pumkins, la negativa de Billy Corgan y los suyos motivó que los creativos publicitarios decidieran encargarle otro tema, en una onda parecida, al británico Peter Lawlor, fundador de la banda Stiltskin, que consiguió alzarlo hasta el top de las listas británicas durante una semana y sonar incesamente en todas las radios del planeta. Una canción en la que todos los instrumentos son interpretados por el propio Lawlor acompañando a la afectada voz del cantante Ray Wilson y que no se vería rubricada por ningún éxito posterior más. Con un sonido grunge, característico de la época y ramalazos guitarreros al más puro estilo Nirvana, el tema no pasará a la historia por su originalidad pero se degusta con un cierto grado de nostalgia noventera.

.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: