Anuncios
Últimos artículos

CANCIÓN DE LA SEMANA: Rings

splashh

Hoy traemos hasta nuestra página a otra reciente banda australiana que ha encontrado su refugio en Londres. Formada por los aún adolescentes Sasha Carlson y Toto Vivian en su país natal, fue en la capital inglesa donde adoptaron el nombre de Splashh y debutaron con su álbum Comfort (2013), un compendio de canciones de puro indie rock psicodélico de aroma británico grabadas en su piso londinense, que ahora tienen su continuación con Waiting a lifetime (2017), el disco que los aussies presentaran en febrero del año que viene y del que nos han ofrecido un adelanto.

Parece que la banda se lo toma con calma y tras un brillante debut hace tres años, aclamado por la mayoría de los medios ingleses, en el que despuntaban con temas como All I wanna do, Need it o Vacation, las únicas noticias que hemos tenido de ellos fueron en 2014 con el sencillo Colour it in y el año pasado con otro lanzamiento, Pure blue, que nos dejaron con ganas de mucho más. Poseedores de un sonido compacto y sin fisuras, que en algunos momentos nos recuerda a sus compatriotas Tame Impala y en otros a los primeros Oasis, parece que para su nuevo álbum han encontrado nuevos rumbos sonoros, a tenor de lo escuchado.

Para ello han encontrado la inestimable ayuda del productor francés Nicolas Vernhes (Deerhunter, Animal Collective, The War On Drugs), con el que han colaborado en la grabación del disco y trabajado con las numerosas demos que Splashh tenían ya preparadas. Un nuevo trabajo que los australianos gestaron entre Londres y Nueva York y que ha sido grabado en el Rare Book Room Studio de Brooklyn (propiedad de Vernhes). El álbum saldrá a la venta a través de una filial de Sony, Cinematic Music Group, que a buen seguro les proporcionará mucha más visibilidad

Con Rings, el jugoso primer adelanto del disco y nuestra canción de la semana, los australianos parece que han punkizado algo su sonido. Un energético tema de garaje que combina partes guitarreras, apoyadas por la voz modulada de Carlson, con pasajes space rock donde nos parece estar escuchando a los Flaming Lips por momentos. Dotado de múltiples ganchos melódicos lo-fi y un gran trabajo con las guitarras, los australianos cantan sobre la batalla interna entre las buenas y las malas decisiones en la vida y cómo hacer frente a los temores. I would change if I could, se lamenta Carlson. Una agridulce canción, perfecta mezcla de introspección y contundencia, altamente recomendable. Disfruten.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: