Anuncios
Últimos artículos

5 CANCIONES de Madness

madness2

Sin duda nos encontramos ante una de las selecciones de 5 CANCIONES de Velvety más dolorosas que hemos hecho. En esta semana dedicada a Madness por fin hemos sacado del armario nuestros temas favoritos de una de las grandes bandas de pop y ska de todos los tiempos aunque, eso sí, con numerosas ausencias impuestas por nuestras propias restricciones. Dejando de lado uno de los temas más populares de la banda, Our house, que ayer recibió su merecido recordatorio y canciones emblemáticas como su himno intemporal One step beyond o temas míticos como Embarrassment, The Prince, House of fun, Night boat to Cairo, Drip Fed Fred y tantos más, hemos resumido en nuestro habitual formato algunos de nuestros momentos favoritos de la banda londinense. Cinco temas deliciosos para escuchar en bucle. Disfruten.

.

1. MY GIRL (1979)

Uno de los primeros temas escritos por la banda de Camden Town cuando aún se hacían llamar The North London Invaders, concretamente obra del teclista Mike Barson, que compuso My girl en 1978 y finalmente fue incluida por el grupo en su álbum de debut, One step beyond (1979), la primera gran obra maestra que nos entregaría Madness. Originalmente Barson se encargó de cantar este brillante tema pop, aunque posteriormente fue el habitual Suggs el que tomó el mando de las tareas vocales e incluyó su voz en la versión incluida en el disco. Una canción exitosa que llegó hasta el tercer puesto de las listas inglesas, inspirada en la novia por entonces de BarsonKerstin Rodgers y con todos los ganchos sonoros característicos de la banda, amén de una agridulce lírica que narra la historia de un muchacho cuya chica está enfadada con él por no querer salir nunca a ningún lado. En 2012 el propio Barson escribiría una secuela del tema, My girl 2, para el último disco de la banda hasta la fecha, Oui Oui Si Si Ja Ja Da Da (2012), eso sí, musical y líricamente muy diferente al primero. Un temazo.

.

2. BAGGY TROUSERS (1980)

Recién comenzado el curso nos viene al pelo la visión que de sus días escolares hicieron los británicos, con más regocijo que sus sesudos compatriotas Pink Floyd, que acababan de estrenar el año anterior The Wall (1979). Suggs y los suyos se sacaron de la manga esta oda a los pantalones anchos que imperaban en la escuela de su época para su segundo álbum, el imprescindible Absolutely (1980) como respuesta a Another brick in the wall, una escuela en la que no se veían reflejados, y ofrecieron una visión más lúdica de su paso por la educación primaria. El videoclip del tema fue filmado en un colegio y parque en Kentish Town y podemos ver al saxofonista Lee Thompson volando colgado del cable de una grúa haciendo su solo y vistiendo pantalones extra anchos previamente usados por el corpulento actor Peter Ustinov. La escena resultante es uno de los vídeos más populares de Madness y una canción infecciosa a más no poder que llegó también hasta el tercer puesto de las listas inglesas. Impagable.

.

3. IT MUST BE LOVE (1981)

La única versión de nuestra lista de hoy coincide con uno de los temas más populares y radiados de la banda británica y nació gracias a la insistencia de David Robinson, de su sello Stiff Records, que se apostó prácticamente su cargo en la discográfica si la canción no triunfaba. De un bello original compuesto por el músico y poeta Labi Siffre en 1971 los londinenses hicieron una adaptación no menos bella y a la que le aportaron numerosos matices. En It must be love el amor se nos presenta en su forma más virulenta y cercano a la enfermedad, la ausencia de la persona amada se hace insoportable y sólo su presencia es la medicina con la que curar la tristeza. Un tema tremendamente honesto, con un piano que se te incrusta irremisiblemente en la cabeza y una melodía de altura, con un Suggs cantando más delicadamente que nunca y acompañado, como de costumbre, por un entretenido videoclip, en esta ocasión casi acuático, en el que el propio Siffre hace un cameo como violinista. Un corte que, además, ha aparecido en numerosas películas y ha sido pasto de infinidad de anuncios hasta la fecha. Néctar sin fecha de caducidad.

.

4. MICHAEL CAINE (1984)

Deliciosa canción con nombre de actor inglés de postín la que se sacó de la manga la banda para su álbum Keep moving (1984). Compuesta por el bajista Carl Smyth (aka Chas Smash) y el baterista Daniel Woodgate, contó con Smyth en la voz principal en lugar del habitual vocalista Suggs y tras ocho semanas en las listas de su país, alcanzó finalmente el undécimo puesto. Una canción acerca de un informante durante los disturbios en Irlanda del Norte, con una letra entre la paranoia y la desintegración mental, que lleva el nombre del mítico Michael Caine e incluye su propia voz, grabada específicamente para este tema. El gancho de la canción, reside sin duda en la repetición del nombre de Caine (My name is Michael Caine) como homenaje a su papel en la subyugante película Ipcress (1960), en la que su personaje Harry Palmer repite su nombre para tratar de mantener la cordura ante la tortura a la que está siendo sometido. En un principio el bueno de Michael declinó su participación en el tema de Madness, pero ante la insistencia de su hija, fan incondicional de la banda, el actor dejó su personal sello en esta brillante canción, que deslumbra por su exquisita melodía y por su infeccioso ritmo, entre el pop y el ska. Grandes.

.

5. THE LIBERTY OF NORTON FOLGATE (2009)

Resulta arriesgado incluir una canción de diez minutos entre nuestros momentos favoritos de Madness pero los británicos, más de treinta años después de su debut facturaron una de sus grandes obras maestras, calificado incluso por algunos críticos como el mejor trabajo de su carrera, el álbum conceptual The liberty of Norton Folgate (2009), que contiene absolutamente intactas todas las esencias del grupo y se cierra con la extensa canción homónima que hoy rescatamos. Partiendo de escenarios practicamente Dickensianos los londinenses nos presentan historias y personajes que permiten al grupo ir describiendo, como si de un libro de viajes se tratase, un añorado Londres en contraposición con los tiempos actuales. Pero donde Madness destapan por completo el tarro de las esencias es en el tema homónimo que hoy cierra también nuestra lista, un resumen perfecto de todas las virtudes de la banda reunidas en una infecciosa canción vodevilesca llena de ganchos y efectivos cambios de ritmo que retrata una de las partes favoritas de Londres del vocalista Suggs, el barrio de Norton Folgate, al norte de la ciudad. Una deliciosa manera de terminar un álbum y la demostración de que los británicos siguen en excelente estado de forma.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: