Anuncios
Últimos artículos

DESNUDANDO LA MÚSICA: The Go-Betweens, pop cristalino desde las antípodas

The gobetweens

El pasado 6 de Mayo se cumplió el décimo aniversario del triste fallecimiento por sorpresa de Grant McLennan, el cincuenta por ciento del talento compositivo de los australianos The Go-Betweens. Grupo de culto, que no de mayorías, el binomio McLennan-Forster ha sido equiparado en cuanto a maestría a grandes parejas compositivas tales Lennon&MacCartney o Simon&Garfunkel. En pleno estado de gracia tras su reagrupación, la desaparición del cantante dejó huérfano a la banda y a multitud de adeptos, así como a grupos indie que se han mirado en ellos (que lo hayan logrado es otro tema). Sobre ellos hacemos hoy un repaso con deleite.

Puede que en las antípodas nos suene poco (o nada) Brisbane, pero musicalmente hablando sería el equivalente a California para el punk, Seattle para el grunge o Galway para el folk irlandés. Corría el año 1977, y en la Universidad de Queensland confluyen dos genios, el mencionado McLennan y Robert Forster. Ambos estudiaban Artes del Teatro y pronto se unieron en un proyecto musical cuyo nombre comercial surge del clásico novelístico de L.P. Hartley, y popularizado en el cine por Julie Christie. Tras lanzar dos singles, Lee Remick y Karen, deciden, junto a la tercera componente, la batería Lindy Morrison, trasladarse a Glasgow y posteriormente a Londres para despegar allí su carrera.

Durante este trasiego a un lado y otro del planeta, ya en la mochila llevaban diez demos que habían sido lanzadas bajo el nombre de Very quick on the eye (1982). Pero el que sería considerado su álbum debut fue Send me a Lullaby, producido por Missing Link en 1981 en su país y en 1982 en Reino Unido con cuatro canciones añadidas. El disco fue alabado por la crítica. New Musical Express comentó de él que poseía tremenda profundidad, un misterio que debía ser sondeado, a la vez que aplaudían su naturalidad y falta de pomposidad. A destacar entre sus sencillos Your turn, my turn, Hold your horses, Sunday Night o Serenade Sound.

Aunque fueron estrictamente demócratas en sus composiciones y acreditaciones (todas las canciones eran firmadas por los dos), poseían estilos muy distintos. Forster era más oscuro, lírico y con gran poso de angustia. McLennan era melódico y claro. Su estilo era pop pero con un fuerte apoyo y protagonismo de guitarras.

Un año transcurre hasta la salida al mercado de su segundo LP, Before Hollywood (1983), el favorito de Forster. Por parte de la crítica de nuevo todo eran alabanzas hacia el (aun) trío. Uno de los cortes, Cattle and Cane, ha sido considerada entre las treinta mejores canciones australianas de todas las épocas. Otras perlas son That Way o As long as that.

Entretanto, la banda había entablado amistad con otros grupos del movimiento musical británico del momento y se habían empapado de él. Llegaron a vivir en una casa okupa con su compatriota Nick Cave.

En 1984 lanzan su tercer álbum, Spring Hill Fair. A la banda se había unido un año antes al bajista Robert Vickers, lo que permitió a McLennan pasar a la guitarra. Grabado en la Provenza francesa continuó subyugando a la crítica, que lo calificaba de audaz y de mayor seguridad que los anteriores. Destacan los singles Man O’sand to Girl O’sea, Bachelor Kisses y Part Company.

Liberty Belle and the Black Diamond Express (1986) representa su cuarto álbum y una de las mayores joyas de su discografía. Incluía una ecléctica selección de temas, como la opti-melancólica Spring Rain, la folk The Ghost and the Black Hat o la valsística The Wrong Road. Había sido reclutada por el grupo Amanda Brown, cuyos coros y sonidos de oboe y violín son una referencia en los últimos discos de los aussies. Como apunte del mundo rosa, McLennan tuvo una relación con ella, al igual que Forster con la baterista Morrison.

Hartos de ser segundones a rebufo de bandas coetáneas que merecían el éxito tanto como ellos (The Smiths, por ejemplo), deciden volver a su Australia natal y lanzar allí su siguiente disco, 16 Lovers Lane (1988), otra maravilla sacada de la chistera (y para gran parte de la crítica, el mejor de todos sus álbumes). La partida de Vickers pone a otro guitarra en el grupo, John Willsteed. Pero los roces en la banda precipitaron su separación. En momentos sentimentales distintos, mientras uno (McLennan) escribía sobre amor, Forster lo hacía sobre lo contrario. El fichaje de Willsteed no mejoró el ambiente. Adicto a las drogas y poseedor de una mente inestable, aportaba a partes iguales punteos dignos de mención y fricciones que empeoraban las relaciones carcomidas de los integrantes de la banda. El ramillete de canciones que pese a todo (o quizá por todo ello) supieron dejar es impresionante: Love goes on!, Love is a sign, Streets of your town o Was There Anything I  Could Do? 

Tras el álbum, los componentes toman caminos independientes. Forster y McLennan continúan componiendo maravillas en discos en solitario. En el año 2000 deciden volver a sus orígenes como banda, aunque el resto serán nuevas incorporaciones. Vuelven a cosechar éxitos (recordemos, de crítica, no del gran público) con los álbumes The Friends of Rachel Worth (2000), Bright yellow, Bright Orange (2003) y Ocean Apart (2005). Hubieran podido ser muchos más, pero McLennan murió durmiendo de un ataque cardiaco con solo 48 años.

Broma de mal gusto que nunca llegaran a tener un número 1 en listas, aunque quizá tenga algo de justicia poética que dejen para la posteridad esos no-hits, ser una referencia para multitud de bandas indies y ser considerados ellos mismos como el grupo indie más elegante que ha existido. Para despedirnos, escogemos de entre todas las posibles Streets of your town, de su disco 16 Lovers Lane.

.

Concha Gallén

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: