Anuncios
Últimos artículos

5 CANCIONES de John Lennon

john lennon songs

Continuamos nuestra semana de homenaje a John Lennon, el día después del 35 aniversario de su muerte, para centrarnos en algunas de sus canciones. Un talento como pocos que nos abandonó demasiado pronto pero que nos dejó un legado impresionante en forma de brillantes temas intemporales, agudas reflexiones y una visión reaccionaria ante las injusticias de la vida que ha servido de inspiración para millones de personas en todo el mundo. Rescatamos 5 CANCIONES de su década como compositor en solitario, centrándonos sobre todo en sus dos primeros discos (John Lennon/Plastic Ono Band e Imagine) y en el penúltimo (Double Fantasy) aunque dejando hoy de lado su multiradiada y versionada Imagine, que ya comentamos convenientemente el lunes, y otros temazos inapelables como Woman, Give peace a chance, How do you sleep, Mind games o Beautiful boy. Disfruten de nuestra selección de uno de los cancioneros más coherentes del pasado siglo.

 

1. WATCHING THE WHEELS (1980)

Tras un descanso de cinco años desde su anterior trabajo, Rock’n’Roll (1975), un Lennon en pleno proceso de cambio mental gracias a su reciente paternidad, compuso este sublime alegato dirigido a los críticos que se preguntaban cómo podía renunciar a su fama en favor de ese cuestionable estilo de vida mundano que llevaba, dejando de lado a la poderosa industria musical en pos de la felicidad doméstica. People say I’m crazy doing what I’m doing (…) No longer riding on the merry-go-round. I just had to let it go, cantaba, en una declaración de intenciones clarificadora y que emociona sin remedio tres décadas y media después. Un tema inmenso que supuso el tercer y último sencillo extraído de un álbum no menos inmenso, Double Fantasy (1980), grabado junto a su amada Yoko Ono y producido por la propia pareja junto a Jack Douglas (colaborador de Aerosmith), en lo que supuso su último trabajo en vida. De hecho, funestas casualidades, éste es el disco que John firmó a su asesino, Mark David Chapman, poco antes de morir el día 8 de diciembre de 1980. Mi canción favorita de Lennon, sin duda.

.

2. JEALOUS GUY (1971)

Una balada redonda, compuesta por el británico cuando todavía estaba en los Beatles e incluida en su segundo álbum en solitario, Imagine (1971), producido por él mismo junto a su esposa y Phil Spector. Originalmente titulada Child of Nature, fue gestada en un viaje a la India en 1968. A los fans de los de Liverpool no les gusta especialmente esta canción porque refleja al Lennon más posesivo con Yoko Ono, en plena ruptura con el grupo que le vio nacer. El tema supone un acto de contricción del cantante ante la japonesa por sus desmesurados celos, aunque hay otras versiones que indican que podría ser Paul McCartney el destinatario de la canción. Ono, por su parte, explicaba así en 1998 las inseguridades de su marido: estaba celoso por el hecho de que yo tuviera otro idioma en mi cabeza, el japonés, que no podía compartir con él. Era casi a un nivel espiritual muy conceptual. No tenía nada que ver con el placer físico ni nada parecido porque yo simplemente nunca le daría una razón para ello. Motivaciones aparte, Jealous guy es una excelsa composición al piano, llena de matices y que emociona a cada segundo por su sentida lírica. Uno de los mejores retratos que se han hecho sobre los celos y una de las canciones que más se han versionado del ex Beatle.

.

3. INSTANT KARMA! (1970)

Escrita, grabada y lanzada en tan sólo 10 días, meses antes de que los Beatles anunciaran su separación oficial, y en medio de un ambiente de rencor y tensión, esta representativa canción de John, al igual que hizo con otras muchas en solitario y en su etapa en los fab four, no fue incluida en ningún álbum, pero supuso su primer éxito en el top 10 de las listas (tercer puesto en EE.UU y quinto en Gran Bretaña). Un temazo atemporal que demuestra que Lennon no necesitaba a nadie a su lado para crear grandes canciones y una visión personal del ex Beatle sobre sus sentimientos más personales, que contó por primera vez con la participación de Phil Spector en la producción y la ayuda de George Harrison (guitarra), Billy Preston (piano), Alan White (batería), Klaus Voorman (bajo y piano eléctrico) y Yoko Ono (coros) en la grabación del tema. Una canción tremendamente positiva y esperanzadora y un buen indicador de la forma de pensar de Lennon en el momento de su composición. Inmejorables propósitos para el futuro siempre y cuando estemos unidos para tratar de lograrlos. Instant karma’s gonna get you!

.

4. (JUST LIKE) STARTING OVER (1980)

Dos semanas después de su 40 cumpleaños y tras un lustro de parón dedicado a su hijo Sean, un Lennon renacido de sus cenizas se sacó de la manga una de sus mejores canciones como solista, (Just like) Starting over, primer sencillo de Double Fantasy (1980) y tema que abre el álbum. Otro gran éxito intemporal del ex Beatle, con reminiscencias al doo wap que escuchaba en su infancia y una encantadora oda al amor rejuvenecido que, como otras canciones suyas, suena tremendamente familiar, como si siempre hubiera estado ahí: but when I see you, darling, it’s like we both are falling in love again, it’ll be just like starting over. Sin duda el single más exitoso de la carrera musical en solitario de Lennon (el más vendido sería Imagine), manteniéndose cinco semanas en el puesto uno de las listas americanas y alcanzando el top 1 en las inglesas también tras su muerte. Optimismo y alegría a raudales que nos muestran a un artista al que sin duda le quedaban muchas cosas por hacer pero con un legado compositivo enorme a sus espaldas.

.

5. WORKING CLASS HERO (1970)

Aferrado a sus raíces humildes y con su conciencia social intacta, John Lennon dedicó su propio himno a la clase trabajadora, los grandes héroes de nuestro día a día, para su álbum de debut en solitario, John Lennon/Plastic Ono Band (1971), tras su etapa en los fab four. En un estilo similar al Dylan de Masters of war, al que profesaba su admiración, el ex Beatle se enfunda la guitarra acústica y arremete con rabia contra el capitalismo en esta cruda balada. Insiste en la idea de que la única manera de acabar con las injusticias sociales es luchando, no resistiendo. Till you’re so fucking crazy you can’t follow their rules (…) a working class hero is something to be, recitaba con amargura. Su canción más revolucionaria le supuso más de un problemilla en la grabación por su búsqueda del tono perfecto, hasta caer en la desesperación. El resultado: una inapelable declaración de intenciones revestida de una sobrecogedora letra y una de las mejores canciones de los setenta. Néctar.

.

CÉSAR ALONSO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: