Anuncios
Últimos artículos

DESNUDANDO LA MÚSICA: Vainica doble, poesía irrepetible.

vainica doble

Si alguien nos dijera que hace relativamente poco un grupo de críticos, preguntados por una prestigiosa revista musical, elevó al cuarto lugar del podio de los mejores 100 álbumes españoles del siglo XX al segundo disco de Vainica Doble (Heliótropo, 1973), probablemente nos causaría asombro y, tras escucharlo, comprenderíamos el lugar que realmente ocupó este duo en el panorama musical español. Desaparecida la pasada semana la última componente del grupo, queremos reivindicar a Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen por su estilo inimitable, sus líricas y certeras letras y su influencia en la música posterior.

Las abuelas de La Movida o Las madres del pop español fueron dos de las denominaciones que conocidos artistas les otorgaron. Todo era admiración hacia ellas, teniendo en cuenta que mamaron de sus canciones y aires nuevos grupos de la movida madrileña y, posteriormente, de la ola indie.

Procedían de ambientes diferentes, pero con el común denominador de haber crecido rodeadas de arte. No es raro que se conocieran estudiando una Música (Carmen) y otra Bellas Artes (Gloria). Entraron en la música tarde y componiendo letras para series y películas de cine. Cinco años más tarde, en 1971, graban por fin su primer disco, con título homónimo al del grupo.

Su carrera fue discontinua, marcada por el cambio de discográficas, su familia y por la reticencia que ambas tenían a aparecer en público y a subirse a un escenario (en realidad su objetivo al comenzar en la música era componer para otros). Los periodos entre un álbum y otro fueron largos y sin certeza de volver a grabar. Tampoco fueron producto de masas ni alabadas (en su momento) por la crítica.

Fue el realizador Jaime de Armiñán, cuñado de Carmen, quien las descubre y queda hipnotizado por su música, encargándoles composiciones para sus series y películas, que se extenderán a otros directores, como José Luis Borau o Ivan Zulueta. Ya en su primer disco sufren la censura por su corrosivo sentido del humor (se pensó que la canción Quien le pone el cascabel al gato la escribieron pensando en Franco), lo que les hizo acercarse al ala de los cantautores (Sabina, Luis Pastor, Hilario Camacho o Aute son algunos de sus entregados fans). No nos asombra que un grande como el escritor Caballero Bonald se enamorase de sus versos y les produjera el grandísimo álbum Heliótropo (1973).

Sus letras eran poéticas, ricas y evocadoras, pero rodeadas de un velo naif  y una superposición de dulces voces que camuflaba a veces la esencia de ironía y rebeldía que destilaban. Entre sus influencias, palos tan variados como el rock, el folk, el flamenco y hasta la música sacra. Algunas destilan pura poesía, como Un metro cuadrado, El tigre de Guadarrama o Caramelo de limón. Otras son más divertidas y cínicas, como La funcionaria (Yo no sé por qué hice esta oposición en vez de estudiar corte y confección; no veo la gracia ni el misterio a ser funcionaria de un ministerio) o Dos españoles, tres opiniones (En este país hay mucha gente, cada cual opina diferente, cada cual con su ego, para luego al final todos borregos). Eran capaces de despertar en el mismo tema la melancolía y la sonrisa burlona como en Desde que eres mi ‘marío’ ya no te quiero. o de declarar Quiero ser como un Rolling Stone siendo ya cincuentañeras, con ritmo de balada e intercalando sintetizadores y riffs de guitarra.

Aunque muchos no lo sepan, han tarareado alguno de sus temas, como la banda sonora del programa culinario Con las manos en la masa, entonada al alimón por la hermana de Carmen, Elena (presentadora del programa) y el insigne Joaquín Sabina.

Han influido el panorama de este país en un abanico inmenso de estilos. Dentro de sus admiradores tenemos a Carlos Berlanga, Family, Los Planetas, Luz Casal (para quien compusieron Rufino), Paco Clavel, Nacho Vegas… En 2011 varios artistas se unieron para rendirles su merecido homenaje en el disco Mis queridas señoritas. Entre ellos, Germán Coppini, Lucía Bosé, el mencionado Paco Clavel y Javier Álvarez, entre otros.

Su legado son once discos a lo largo de 31 años y una influencia incalculable. Como despedida, una de nuestras debilidades, Dices que soy. Dicen que soy una informal, caprichosa impertinente, y qué sabrá la gente para juzgarme tal mal, siempre tan mal (…). Yo solo soy una mujer, romántica impenitente, si te parezco ausente, es porque no consigo dejar de soñar, que vives conmigo, aunque es evidente, estás enfrente, y sueño contigo… Puro néctar. Disfruten.

.

Concha Gallén

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. DESNUDANDO LA MÚSICA: Los ‘hasta siempre’ del 2015 | velvety

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: