Anuncios
Últimos artículos

5 CANCIONES sobre mariposas

mariposas

Lepidópteros musicales sobrevolando Velvety. De forma literal o metafórica, las mariposas han sido una buena fuente de inspiración para multitud de artistas a lo largo de los años y cientos de canciones las mencionan o las hacen protagonistas de diversas historias. Nosotros nos quedamos con 5 CANCIONES que van desde la oscuridad a la luminosidad y que aletean entre el rock, el pop y algunos infecciosos sonidos alternativos para ilustrar nuestra admiración por tan curiosos bichillos. Disfruten.

 

1. THE BUTTERFLY COLLECTOR (The Jam).1979

El padrino del movimiento mod británico, Paul Weller, incluyó esta deliciosa canción, que podría haber sido el gran hit de cualquier banda, como cara B del tema Strange town, aunque aparece en los recopilatorios posteriores de The Jam. Un tema que no habla de mariposas propiamente sino que, a través de metáforas, plantea un paralelismo entre el coleccionismo de estos lepidópteros y la incesante actividad de las groupies, tan de moda en aquella época. Inspirada en el libro The Collector (John Fowles, 1963) y también en la figura de Soo Catwoman, una fanática seguidora de los Sex Pistols que, tras la disolución de la banda, se integró en el entorno de Paul Weller y los suyos, la canción es una velada crítica a las groupies y su afán de coleccionar estrellas de rock y alcanzar la fama, tan efímera como la vida de las mariposas. Versionada posteriormente por Garbage y Noel Gallaguer, estamos hablando de una de las mejores canciones de los setenta y un clásico de la discografía de la imprescindible banda. Decir néctar es quedarse corto.

.

2. IT’S RAINING BUTTERFLIES (Liquor Giants).1998

El ex componente de la banda de culto ochentera The Gun Club, el inquieto Ward Dodson, dio rienda suelta a su obsesión por los sonidos melódicos sesenteros británicos con su proyecto personal Liquor Giants, un infeccioso grupo, de efímera existencia, que fusionaba sarcasmo con un romanticismo sincero y realista que mereció mayor repercusión. Perteneciente a su quinto trabajo Every other day at a time (1998), su mejor álbum, rescatamos esta lluvia de mariposas por su belleza e inmediatez, además de por su optimismo. Con evocaciones a los Beach Boys y una melodía cristalina, los Giants facturan un precioso corte, que abre el álbum y que en un mundo perfecto vendería millones de copias. Denle al play y comprueben lo que digo.

.

3. BUTTERFLY (Superbus).2006

Efectivo punk pop facturado desde Francia por parte de Jennifer Ayache (hija de la actriz Chantal Lauby) y los suyos. Perteneciente a su trabajo más laureado, Wow (2006), que llego al número 6 de las listas en su país, vendiendo más de 400.000 discos, rescatamos uno de los singles que más éxito tuvo, Butterfly, que junto a Lola y Le Rock-a-Billy, otros infecciosos cortes del trabajo, conformaron un entretenidísimo álbum para escuchar una y otra vez. Mariposas revestidas con energéticos guitarrazos y ritmo ochentero por doquier en una canción inmediata y muy tarareable, que combina el francés y el inglés sin rubor alguno y que se pega al oído sin remisión. J’aime.

.

4. BUTTERFLY ON A WHEEL (The Mission).1990

Rock gótico desde Leeds (Inglaterra) por parte de ex miembros de The Sisters of Mercy para un clásico sin paliativos de hace más de dos décadas y media. De su tercer álbum Carved in sand (1990), uno de sus mejores trabajos, rescatamos su segundo single, Butterfly on a wheel, donde la melodía y la oscuridad se abrazan, creando una irresistible atmósfera que evoca a los mejores U2 y un sonido fino como las alas de una mariposa, heredero de los mejores ochenta. Wayne Hussey, el incombustible líder de la banda, compuso este hermoso y melancólico tema, que llegó al duodécimo puesto de las listas inglesas y entró en las listas norteamericanas (algo que no habían conseguido con sus trabajos anteriores), liderando una banda que, tras varias separaciones, permanece todavía en activo. Caviar

.

5. BUTTERFLY (Weezer).1996

Sentida balada que compuso Rivers Cuomo para cerrar el segundo álbum de Weezer, el controvertido Pinkerton (1996), que debe su nombre a la ópera Madame Butterfly de Puccini. La única canción totalmente acústica que la banda ha lanzado comercialmente, bastante alejada de las estridencias y los afilados riffs que pueblan el disco y que contiene una de sus mejores letras hasta la fecha. Muy destacable la voz quebrada de Cuomo y la fragilidad que impregna al tema, además del cambio de perspectiva del narrador (que cuenta la historia desde el punto de vista de Pinkerton, el teniente norteamericano que se enamora de M. Butterfly), que hacen de este corte un delicioso ejercicio de sensibilidad y la manera perfecta de acabar un álbum. Mariposas operísticas de largo recorrido.

.

C.A

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. 5 CANCIONES sobre insectos | velvety

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: