Anuncios
Últimos artículos

5 CANCIONES sobre trenes

train

Nos subimos al tren hoy en Velvety. Sin duda, uno de los medios de transporte más significativos e importantes en la historia de la humanidad y referente, cómo no, para miles de canciones a lo largo del tiempo. Utilizado a menudo como metáfora del paso de la vida o como simple método para desplazarnos o escapar de nuestra realidad diaria, es indudable su influencia. Desde las primeras locomotoras de vapor del siglo XIX en Inglaterra a los modelos actuales, que casi levitan sobre el suelo, su evolución ha influido notablemente en el mundo de la música. Proponemos 5 CANCIONES para subirse al tren y hacer un pequeño viaje en el tiempo a ritmo de buen rock clásico con pinceladas de pop y funk. Ocupen sus asientos. Partimos.

 

1. LONG TRAIN RUNNIN’ (The Doobie Brothers).1973

Una de las canciones más conocidas de los setenta, escrita por Tom Johnston para el tercer álbum de su banda, The Doobie Brothers, el superventas The Captain and me (1973). Funk rock de calidad para un tema radiado hasta la saciedad y con múltiples revisiones en su haber, que sin embargo les llevo más de tres años grabar. Con un sonido basado en armonías vocales, guitarras, y percusiones trepidantes y una mezcla de estilos tales como el rock, blues, funk y soul, los Doobie Brothers llegaron hasta el octavo puesto de las listas con este pegadizo tema. Su característica intro de guitarra y la repetición incesante del estribillo without love hicieron de él un referente setentero, que alude a varias conocidas lineas de ferrocarril como Illinois Central o Southern Central Freight y al tránsito de los trenes como metáfora de la vida. Más de cuarenta años después, el largo tren sigue circulando.

.

2. THE MIDNIGHT SPECIAL (Creedence Clearwater Revival).1969

Uno de los trenes clásicos de la historia de la música y una de las canciones folk más antiguas que se recuerdan. Grabada por primera vez en los años 20 como un referente para todos los presos del sur de los EE.UU, la canción hace referencia al Midnight Special, perteneciente a Missouri Pacific’s Houstonian, un tren nocturno de pasajeros. Revisada por artistas de la talla de Leadbelly en 1934, o de Harry Belafonte (con la intro de armónica interpretada por un primerizo Bob Dylan) en 1962, las versiones posteriores del tema son interminables: desde The Beatles a Eric Clapton, pasando por ABBA y Van MorrisonCountry blues con alma interpretado desde el punto de vista de los prisioneros, en un tema que se sustenta sobre todo en los versos let the Midnight Special shine her light on me, let the Midnight Special shine her ever-loving light on meSi ya de por si, la canción era treméndamente popular, y todo un himno en el país, la versión de la Creedence Clearwater Revival la difundió por todo el mundo en 1969 al incluirla en su cuarto trabajo, Willy and the poor boys. El grupo liderado por John Fogerty imprime al tema su estilo particular y su potente sonido. Desde su publicación, The Midnight Special se convirtió en una de las canciones imprescindibles en los conciertos de la banda, que en directo aún suena más apabullante. Arqueología ferroviaria y néctar asegurados.

.

3. RUNAWAY TRAIN (Soul Asylum).1992

Un tema clásico del rock alternativo de los noventa y ganador de un premio Grammy en 1994, Runaway Train disparó la popularidad de la banda Soul Asylum cuando cumplían su primera década sobre los escenarios, tras el escaso éxito comercial de sus anteriores trabajos. Al amparo de la metáfora ferroviaria del tren como vía de escape, runaway train, never comin’ back / runaway train, tearin’ up the track / runaway train, burnin’ in my veins / I run away but it always seems the same, los de Minnesota  se centraron en el espinoso tema de la violencia y el abuso infantil, plasmando en el videoclip de la canción fotografías de niños y adolescentes desaparecidos en la vida real bajo circunstancias trágicas. Gracias a su director, Tony Kaye (que había trabajado con Johnny Cash y Red Hot Chili Peppers, además de dirigir la magnífica película American History X), el vídeo encumbró a la canción y se convirtió en viral, exhibiéndose en muchos otros países, incluida España, donde pudieron editar sus propias versiones para poder incluir casos reales locales de desaparecidos. En nuestro país, en 1993, fue aprovechado por el periodista Paco Lobatón, dentro de su programa de investigación ¿Quién Sabe Dónde?, precisamente sobre personas desaparecidas, y el tirón de popularidad de la canción alcanzó cotas insospechadas. Un gran one hit wonder para una banda que quizás mereció mejor suerte.

.

4. LAST TRAIN TO CLARKSVILLE (The Monkees).1966

Primer single de la infecciosa banda prefabricada The Monkees, perteneciente a su álbum de debut homónimo, publicado en 1966 y primer número uno en las listas norteamericanas. El grupo fue creado originalmente para una comedia televisiva del mismo nombre en la cadena NBC y sus miembros fueron seleccionados entre más de 500 jóvenes que se presentaron al casting. Last train to Clarksville fue escrita por Tommy Boyce y Bobby Hart, un dúo de compositores que hicieron muchas canciones para la banda y cuenta la historia de un joven recluta que llama a su novia para que coja el último tren a Clarksville (lugar cercano a la base desde la que partirá hacia Vietnam). Contagioso beat para una de las canciones más reconocibles de los años sesenta. Con ustedes The Monkees y sus pelos imposibles.

.

5. EL TREN (Leño).1978

Compuesta por el gran Rosendo Mercado cuando aún estaba en Ñu con José Carlos Molina, este aguerrido tema no habla de ferrocarriles sino de LSD. El Tren Azul al que nos invitan a subir los chicos de Leño permite viajar lejos, pero sin movernos del sofá. En una época en la que estaba de moda cantar a los estupefacientes, la excelente banda madrileña, precursora de tantas cosas en este país, incluyó este temazo en su álbum de debut, Leño (1979) Con su excelente riff guitarrero, obra de Molina, que se repite durante toda la canción y el contagioso ritmo zeppeliano, que tanta influencia ha tenido en bandas posteriores de rock urbano, los madrileños nos introducen en un viaje espacio-temporal, demostrándonos que en esto del rock nacional casi cualquier tiempo pasado fue mejor. Lástima su efímera existencia. Disfruten de este trallazo para terminar la selección.

.

C.A

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. DESNUDANDO LA MÚSICA: Creedence Clearwater Revival, el sabor auténtico | velvety
  2. DESNUDANDO LA MÚSICA: Cosecha del 92 | velvety

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: