Anuncios
Últimos artículos

DESNUDANDO LA MÚSICA: Hipócritas musicales

hipocresia

Solo hay un colectivo al que solemos perdonar menos que a nuestros adversarios o enemigos, y es el de los amigos. Porque hay pocas cosas que al ser humano le provoquen tanto sufrimiento como el sentirse traicionado o defraudado por las personas en las que confía.

Quizás no en el mismo nivel pero algo similar ocurre en el mundo de la música, cuando de un artista al que profesamos admiración descubrimos que lo que canta, predica, manifiesta o apoya nada tiene que ver con sus conductas fuera del escenario. Y es que la mitomanía despierta la misma parte de amores que de odios.

En los últimos años, la polémica generada por el cambio climático y la destrucción del medio ambiente propició que se levantaran no pocas voces, especialmente en EEUU, defendiendo un modelo de convivencia en el que todos participáramos activamente en el cuidado del planeta para fomentar y garantizar su perpetuidad. Lo que resultó muy paradójico fue la revelación de la forma de vida de ciertos defensores.

La cantante Sheryl Crow llegó a pedir públicamente que fuéramos especialmente tacaños con el tamaño del papel higiénico que utilizamos al visitar el WC. Nada que objetar a ello, si no fuera porque paralelamente se hicieron públicas las exigencias de la diva en sus giras, tales como cuatro autobuses, seis coches y tres remolques tractores. Parece que también hay clases en lo que a emisión de CO2 se refiere
Y no fue un caso aislado. En diversos actos celebrados con este mismo fin, se tuvo constancia de que los grupos que participaban, defendiendo la mayor concienciación sobre los problemas del planeta, tales como los Red Hot Chili Peppers, se trasladaban en aviones privados.

En otro contexto, la cantante Jennifer López ha despertado la ira, tanto de detractores como de (hasta entonces) fans por actitudes un tanto cínicas. Cuando comenzó a despuntar su carrera fue invitada a participar en un concierto gratuito con el objetivo de recaudar fondos para obras sociales. Aceptó, pero fueron tan abusivas el número de sus exigencias, como el tamaño de su roulotte y las frivolidades de las que debería estar abastecida, que la airada organizadora del evento filtró la lista para escarnio público, lo que ocasionó que su manager tuviera que salir a defenderse. Poco debió aprender cuando recientemente numerosos seguidores boicotearon su concierto en su humilde barrio, el Bronx (de cuya procedencia suele presumir), al enterarse de que se había negado a pisar un pie en él, excepto para el concierto. Una cosa es hablar sobre él y otra muy distinta frecuentarlo.

De la polémica Miley Cyrus poco nos puede asombrar ya. Hace relativamente poco declaró a bombo y platillo las drogas son para idiotas. A tenor de la exposición y apología que actualmente hace de ellas, o ha cambiado de parecer o ser idiota no le parece algo tan recriminable.

En España tuvo gran repercusión el controvertido (y posteriormente derogado) canon digital. Y no era para menos. Una cosa es defender la propiedad intelectual de cualquier creador, faltaría más, y otra bien distinta es aplicar a cualquier comprador la presunción de culpabilidad y la equiparación de consumidor de cd vírgenes con usurpadores de la propiedad ajena.

Respecto a este canon, la ley Sinde y otras medidas polémicas sobre los derechos de autor no fueron pocos los artistas que se manifestaron en contra, como Nacho Canut o Alaska (a la que vapulearon sus propios compañeros por declarar que el precio de la música en España le parecía excesivo), o Santiago Auserón, hablar hoy de piratería es hipócrita, manifestó en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander.

Pero mayoría fueron declarados cantantes de izquierda que para decepción de sus seguidores se olvidaron de sus ideas y su coherencia cuando el tema económico les tocó. No les supone un dilema moral que sus seguidores no puedan permitirse pagar el precio desorbitado de sus discos (ateniéndonos al coste que supone la producción) o asistir a sus actuaciones en teatros con entradas inasumibles.

El formato musical del programa Operación Triunfo levantó todo tipo de comentarios y ampollas. Uno de sus mayores críticos y azote fue el cantante Ramoncín. Sí, adivinen, años más tarde actuaría de jurado del mismo programa (y el formato no había cambiado ni un ápice)

El caso más asombroso de todos es el de la pareja sentimental y musical Ana Belén y Víctor Manuel. No es necesario recordar sus ideas políticas puesto que de ellas han hecho gala sin ningún tapujo a lo largo de décadas. Sorprendentemente, el año pasado aparecieron como imagen de un banco, en un momento en el que están en el punto de mira por su rescate y los miles de desahucios anuales de familias enteras. Podríamos esgrimir como defensa que todo el mundo tiene derecho a dar un giro a su visión político-económica. Inexplicable es entonces que unos meses más tarde apareciera el componente masculino en un concierto apoyando la marcha negra de los mineros (????)

No nos podemos resistir a acabar con una canción que ha despertado no pocos comentarios en foros musicales, y no por su calidad artística (que también) sino por el origen de la historia y la destinataria del mensaje. Nos referimos a Puta desagradecida, de Enrique Bunbury. La historia detallada ya la comentó nuestra colaboradora Txus Rojas en el post 5 CANCIONES de despecho, pero resumimos: parece ser que la historia de amistad entre el zaragozano y su paisana Amaral se rompió cuando esta última, o la otra mitad del grupo, Jesús Aguirre, no dudó en mover maquiavélicamente los hilos para conseguir actuar como teloneros de Bob Dylan cuando su amigo les develó en petit comite que era él quien tendría semejante honor. De ser cierto, deslealtad y también hipocresía, aunque quizá su canción Son mis amigos tenía un párrafo bastante explícito ¿dónde empieza y donde acabará el destino que nos une y que nos separará?

.

Concha Gallén (Psicóloga & Coach)

Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. 5 CANCIONES de odio | velvety

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: